El segundo volumen de Deadpool, Masacre en españa, continúa tal cual el primero, del que ya hablamos aquí. Sigue la edición de la serie regular hasta finalizar el arco argumental tan interesante del primer tomo, y los números posteriores que guionizó Joe Kelly, que no son muchos.



Esto nos lleva a que la parte buena se acabe más o menos a la mitad del tomo, y todo lo demás sea relleno, de calidad bastante inferior a todo lo anteriormente ofrecido.
Vale, que es material que había que ponerlo, e incluye unos cuantos números especiales que son muy curiosos, pero aún así baja el nivel bastante respecto al primer tomo.
Por tanto, no podemos recomendarlo, a menos que quieras saber como acaba la trama, pero tampoco podemos decir que es una castaña, porque tampoco es eso. Así que se queda, en un "se deja ver", y ya.